Violencias de género (en línea)

El alcance y la importancia que tiene internet en nuestras vidas es tal que empezamos a percibir su uso como un derecho humano. Sin embargo, según el Instituto Europeo de la Igualdad e Género (EIGE), en el contexto de la actual pandemia de violencia contra las mujeres y las niñas, la violencia de género en línea es un problema creciente de proporciones mundiales y de consecuencias muy significativas. Esas violencias digitales apuntan especialmente a las mujeres que luchan por sus derechos, a las que pertenecen a colectivos vulnerabilizados, a las que ya sufren violencias offline  y a las activistas, punta de lanza de las reivindicaciones feministas, del cuestionamiento de los roles de género y de las violencias que sustentan los privilegios masculinos.

Desde la perspectiva de los derechos de las mujeres resulta esencial garantizar que Internet, entendido como un nuevo espacio público que tiene una influencia que crece exponencialmente, constituya un lugar seguro, libre de violencias y capacitador para todas las mujeres y las niñas.

En julio de 2018, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, aprobó una Resolución, mediante la que analiza la gravedad de la situación, el enfoque tan deficiente que se le da a la cuestión y la necesidad de cambios en la respuesta dada por los Estados.